¡No te mojes con la elección de tu paraguas!

Cientos de paraguas, uno para ocasión, uno para cada estado de ánimo, paraguas plegables, grandes, enormes, dobles, pequeños, minis, transparentes, manuales y con cierre automático, antiviento, de burbuja,… Te contamos todo lo que necesitas saber para mantener, conservar y elegir tu paraguas. Porque los paraguas también son un accesorio de moda y dicen mucho de ti.

Ya os contabamos aquí cuál era la historia del paraguas y por qué absurdo motivo había sido inventado (según la rumorología y el cotilleo). Ahora lo que toca es saber un poco más sobre ellos. ¡Vamos allá!

Tipos y clases de paraguas

Hoy en día podemos afirmar que existen tantos tipos de paraguas como necesidades. Podemos clasificarlos atendiendo al tamaño, a la apertura, a la forma, a la ocasión para que están diseñados, al género…. y así indefinidamente. Por el momento vamos a quedarnos sólo con algunas clasificaciones.

 

Clasificación de un paraguas en base a su tamaño

El tamaño importa y más cuando tienes que cargar con un artilugio poco práctico, pesado y mojado o llevarlo ‘porsiaca’ contigo cuando el hombre/mujer (seamos políticamente correctos) del tiempo predice que va a llover. Podemos clasificarlos en:

  • Micro paraguas (plegable micro)

Suelen caber en la palma de una mano e incluso en el bolsillo de un pantalón. Tienen un inconveniente inversamente proporcional a su tamaño, que es precisamente el volver a plegarlos y que no parezca que van a reventar de un momento a otro. Es lo que yo llamo el paraguas de peluquería porque hacen casi la misma función que la bolsa del súper que se colocan las abuelas cuando acaban de salir de la sesión de ‘pelu’ semanal.

  • Mini paraguas (plegable)

De un tamaño superior a los anteriores, siguen teniendo el mismo problema que sus hermanos pequeños a la hora de recogerlos y meterlos en sus fundas pero, a cambio, suelen ser más robustos. Estos ya pueden protegernos la cabeza y uno o dos hombros. Los hay cuya robustez no dejan nada que desear a los paraguas clásicos.

 

  • Normales (El tamaño que en el que todos pensamos cuando pensamos en paraguas)

Poco más podemos decir al respecto. Un paraguas rígido que no llega al suelo cuando lo colgamos del brazo estando éste en ángulo recto. Suficiente para una persona, insuficiente para dos ya que ambos terminan mojando ambos hombros.

  • Grandes ó también llamado Paraguas de Golf

Ideales cuando sales de casa y está diluviando. Pareces el amo/a paseando por la calle sabiendo que, si no llueve racheado, podrás librarte de pillar una pingadura.

El inconveniente es llevarlo cerrado, el peso y la longitud hace llevarlo a modo de bastón perdiendo el uso de una mano.

Casi tamaño sombrilla, muy utilizados en actos oficiales y muy habituales en caballeros. Podríamos clasificar en ellos los paraguas Brigg, paraguas clásico de los caballeros londinenses y absurdamente caro, que pueden llegar a tener una longitud de unos 95cm y los denominados paraguas de golf, paraguas de talla especial construido con un bastón entre 67cm y 75cm y una longitud total de unos 100cm aprox.  Su mango es recto para distinguirlos de los palos de golf.

  • Dobles

Aunque pudiera parecer, no son de tamaño muy grande pero sí tienen una forma peculiar porque no son de copa circular sino ovalada para que quepan debajo dos personas cómodamente. Todo un acierto para que ninguno de los dos atechados se moje los hombros.

Paraguas micro

Suelen caber en la palma de una mano e incluso en el bolsillo de un pantalón. Tienen un inconveniente inversamente proporcional a su tamaño, que es precisamente el volver a plegarlos y que no parezca que van a reventar de un momento a otro

Paraguas clásico

Un paraguas rígido que no llega al suelo cuando lo colgamos del brazo estando éste en ángulo recto. Suficiente para una persona, insuficiente para dos ya que ambos terminan mojando ambos hombros.

Paraguas plegable

De un tamaño superior a los anteriores, siguen teniendo el mismo problema que sus hermanos pequeños a la hora de recogerlos y meterlos en sus fundas pero, a cambio, suelen ser más robustos. Éstos ya pueden protegernos la cabeza y uno o dos hombros. Los hay cuya robustez no dejan nada que desear a los paraguas clásicos.

Paraguas plegable para dos personas

Aunque pudiera parecer, no son de tamaño muy grande pero sí tienen una forma peculiar porque no son de copa circular sino ovalada para que quepan debajo dos personas cómodamente sin que la circunferencia sea excesiva.  Todo un acierto para que ninguno de los dos ‘atechados’ se moje los hombros.

¿Quieres dejar de leer sobre tipos de paraguas ...

y ver lo nuevo en fundas para no mojarte ni mojar?

Clasificación de un paraguas en base modo de apertura

Tanto los paraguas plegables como los clásicos suelen poder clasificarse también según su forma de abrirse:

  • Paraguas de apertura Manual

Plegable o no, el futuro mojado utiliza las manos para la apertura y el cierre. El mayor problema de este tipo de paraguas es que en el momento del cierre necesitas ambas manos o mucha destreza.

  • Paraguas de apertura Automática

Liberando un muelle el paraguas se abre sólo, lo que resulta muy cómodo y si me apuras, elegante a la par que espectacular. Pero sigue teniendo el mismo inconveniente que el manual, es necesario emplear las dos manos para cerrarlo.

  • Paraguas de apertura y cierre automático (Abre/Cierra ó Duomatic)

Al mecanismo de apertura automática se une el de cierre semi-automático. ¿Y por qué digo semi-automático? Pues porque el paraguas queda semi-cerrado ya que el bastón no se repliega entero de manera automática y hay que cerrarlo de manera manual para poder abrirlo de nuevo automáticamente. Aún así, puesto que la cúpula sí que queda plegada es realmente una ventaja a la hora de entrar en cualquier local ya que esta vez, sólo nos hace falta una mano.

Si ahora te apetece volver a la página principal haz clic en el botón de abajo.

¡Pero ESPERA!, antes de irte ¿tienes un momento para valoranos? Nos esforzamos por crear contenido útil y de calidad. ¿Qué opinas?  Haz clic sobre el número de estrellas que nos merecemos (si son 5.. ¡mejor!)

[ratings]

Y ahora que hemos llegado hasta aquí, quizá te interese alguna de las últimas entradas o dejarnos algún comentario, ¿no? Seguro que sí 😉

Lo último de lo último de nuestras publicaciones

¡No te lo pierdas!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estamos en redes sociales. ¿Aún no nos sigues?

Déjanos una línea

No seas tímido/a y mójate. Gota a gota se hacen mares.

Share This

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar